Cómo abrir una franquicia de cortinas a medida en Madrid

galeria-trabajos-cortinas-madrid-trabajos-realizados-28MAY18-12
Cómo montar una franquicia de cortinas a medida
25 junio, 2019
cortina-stylo-madrid-productos-cortinas-venecianas-aluminio - 1
Tipos de venecianas para el verano
16 julio, 2019

Cómo abrir una franquicia de cortinas a medida en Madrid

galeria-trabajos-cortinas-madrid-22MAY18-23

Las franquicias son modelos de negocios muy apetecibles para los inversores, tienen la indudable ventaja de ser un negocio que ya ha probado ser exitoso y además, promete replicarse con buenos resultados. En el caso de las cortinas a medida, es una franquicia sin mayores complicaciones y que tendrá buen rendimiento por la utilidad del negocio en cuestión.

Para abrir una franquicia en Madrid, hay ciertos pasos a seguir para tener éxito, aquí te detallamos cuáles son.

  1. Infórmate bien. Lo primero que hay que hacer es informarse bien y en detalle de todas las características de la franquicia. En este momento es bueno contar con asesoría de expertos que puedan proporcionarte información útil respecto al modelo de franquicias de cortinas que existan, como en Cortinastylo Madrid.
  2. Realiza el plan de negocios. Todo negocio debe tener un plan, y una franquicia no es la excepción. En esta etapa deberás evaluar los costes y los beneficios de la franquicia e indagar sobre la actividad. También deberás tomar en cuenta aspectos como los recursos humanos y el marketing.
  3. Inversión necesaria. Después de la elaboración del plan de negocios, se tendrá más clara la cifra necesaria para abrir la franquicia. Si cuentas con los recursos, muy bien. Pero si no, una opción puede ser recurrir a un préstamo con una institución bancaria. Acompañar la solicitud de crédito con las debidas proyecciones jugará a tu favor a la hora de la aprobación de tu crédito.
  4. Pagos iniciales. En España, para abrir una franquicia hay que realizar dos pagos: el canon de entrada y el “royalty”. El primero corresponde a un pago inicial que será a fondo perdido, mientras que el “royalty” es el pago que habrá que hacer periódicamente a la franquicia por su uso.
  5. Realizar el preacuerdo. Ya cumplidos los pasos anteriores, se procede a suscribir un preacuerdo o precontrato que detalle la zona en la que operará la franquicia. Este sirve para velar por los intereses de ambos y en algunos casos podría impedir la instalación de otra franquicia en la zona de operaciones determinada.
  6. Encontrar el local adecuado. Todo negocio tiene una serie de requerimientos específicos y en el caso de una franquicia de cortinas también es así. De lo que se trata es de conseguir el local para abrirla que tenga la renta menor pero que a la vez cubra ciertos requisitos como estar en un buen lugar y que logre cierta visibilidad en el público.
  7. Constituir la sociedad. Para poder operar una franquicia, también será necesario constituir una sociedad, por lo que habrá que realizar todos los trámites necesarios para definir la forma jurídica que tendrá la franquicia.
  8. Contrato definitivo. Ya solucionados todos los pasos anteriores, ha llegado el momento de firmar el contrato definitivo para empezar a operar. Aquí se detallarán todos los asuntos relativos al funcionamiento de la franquicia.
  9. Una franquicia de cortinas a medida es un negocio sencillo y rentable, pero ciertamente requiere un personal sólido, profesional y confiable. Para eso habrá que formar una plantilla de trabajadores, que variará en número dependiendo del tamaño del negocio.

Hay que recordar que la ventaja de las cortinas a medida es que las cortinas se harán de acuerdo a las necesidades particulares de cada cliente. En vez de ofrecer cortinas estandarizadas, se le ofrece a los clientes encargarse de suministrar la mejor cortina posible de acuerdo a lo que se requiera en cada caso.

Para lograr esto a la perfección, habrá que evaluar qué es lo que necesita cada cliente, y también conocer cuál puede ser la solución en cortinas para cada ventana en particular. Además, es necesario asesorar sobre elementos como los materiales y diseños más indicados, y a gusto de cada cliente.

Es que una cortina es necesaria en cualquier ambiente, sea para el hogar, en comercios y oficinas, una cortina bien adecuada al espacio puede hacer la diferencia. En las viviendas, las cortinas son elementos decorativos, pero también protegen la intimidad y regulan el paso de la luz en los meses de más calor, pero también pueden retener el calor en tiempos más fríos. Si de la oficina se trata, una cortina puede dar un aspecto totalmente profesional a un ambiente.

Una cortina es un elemento simple, pero a través de su uso se pueden lograr increíbles resultados en los ambientes, solo con variar las telas o el diseño.